dijous, 22 de febrer de 2018

Entrevista con...Greg Johnson / Interview with...Greg Johnson

Saludos,

estamos trabajando en ampliar el contenido del blog desde distintos puntos de vista. Y hoy inauguramos una nueva sección dedicada a entrevistar a entusiastas del hobby de todo el mundo que, por una u otra razón, han realizado verdaderas proezas. Y teniendo en cuenta que a nosotros nos encantan las batallas a gran escala, qué mejor que empezar con el hombre más experimentado en el tema: Greg Johnson.


Greetings,

We are working on expanding the content of the blog from different points of view. And today we open a new section dedicated to interviewing hobby enthusiasts from all over the world who, for one reason or another, they achieve special feats. And considering that we love large-scale battles, nothing better starting with the most experienced man on this subject: Greg Johnson.





(Engish version below)


Existen diferentes tipos de jugadores en el hobby de Warhammer. Hay aquellos que solo juegan en torneos (es decir, con listas de ejército competitivas); aquellos que sólo juegan una vez al mes durante una relajada tarde de domingo, y aquellos que prefieren coleccionar centenares de miniaturas y guardarlas como tesoros. Y luego, está Greg Johnson.

Este tipo ha estado creando y pintando varios ejércitos a lo largo de los años y, un buen día, decidió ir más allá. Propuso a sus amigos del hobby en Melbourne un reto que no podían rechazar: recrear enormes batallas épicas y, al finalizar, compartir la experiencia con el resto del mundo a través de su blog The Hoodling’s Hole.

Hoy nos proponemos entrevistar a este hombre legendario, “aquel que lleva la épica con él”.


- Rogers: Greg, primero de todo, gracias por aceptar nuestra invitación. Es un verdadero placer para nosotros poder hablar contigo.

- Greg Jonhson: Gracias por la invitación.



- R: Eres un jugador veterano, ¿cómo entraste en el hobby?

- G: Como mucha gente, mi primer contacto con el hobby fue a través de Heroquest. Jugaba con él en la escuela, luego conseguimos hacernos con un ejemplar y, finalmente, un amigo y yo usábamos las miniaturas para jugar en una maqueta de trenes (es alucinante tener orcos conduciendo trenes de vapor, hasta que llegas a un túnel bajo). Al fin, encontré un ejemplar de White Dwarf y quedamos prendados por las hermosas fotografías de las partidas de Warhammer.


- R: Y ¿Cómo va tu contador de miniaturas, ahora mismo? ¿Cuántos ejércitos y miniaturas pintadas tienes?

- G: Pues…Realmente no lo sé. Tengo 9 ejércitos distintos, pero realmente solo he pintado un total de miniaturas para 6 de ellos. Hice un poco de cuentas hará un par de años y totalizaban cerca de 53.000 puntos en la 8ª edición. Así que probablemente habrá entre 2-3.000 miniaturas pintadas, esparcidas entre estos 6 ejércitos.


- R: Puede que ahora nuestros lectores entiendan de qué escala estamos hablando. Así que, tu primera gran partida fue la Batalla de la Llanura de Finuval que podemos ver en tu blog?

- G: De hecho, la primera gran batalla que intentamos hacer fue la Batalla de Hel Fenn. Fue la primera vez que intentamos juntar un número importante de jugadores para una verdaderamente gran partida asegurándonos que todo estaba pintado para que pudiéramos sacar fotos y meterlo en un informe de batalla apropiado. Creo que la mayoría de grupos de jugadores han intentado hacer una gran batalla multi-jugador en algún momento, pero la mayoría de las veces son simplemente gente volcando una tonelada de miniaturas encima de la mesa (pintadas o no). Y esto es, normalmente, un desastre. La gente no acostumbra a hacer fotos o cosas así. La que hicimos estaba hecha de tal forma para poder publicarla en el blog.

Batalla de Hel Fenn. Al ver el despliegue, el jugador del centro de la izquierda ya prevé que tendrá que posponer la cita de aquella noche... 


- R: Cuéntanos un poco como te vino a la cabeza la idea de las batallas históricas masivas.

- G: Como digo, creo que la mayoría de jugadores se juntan en algún momento en un grupo, sacan montones de miniaturas y juegan una realmente grande, y absurda batalla. Creo que a la mayoría de los jugadores se les ocurre esto una vez, lo intentan una o dos veces y se centran en algo más manejable o competitivo. Han tenido que pasar años para que podamos hacer algo así, de lo contrario no sentía que alguien quisiera hacerlo otra vez a menos que hubiera un motivo real. La idea de llevarlo a un informe de batalla adecuado, como el que solemos ver en la White Dwarf, fue dónde empezó todo. Significaría que de hecho estábamos creando algo que podía ser compartido. Le dio a todo el proyecto un propósito.

Las batallas históricas solo ayudaban a centrar la partida. Ayudaba a escoger a qué ejércitos nos ceñiríamos, lo cual da más forma que el típico “el Bien contra el Mal” o así. Las batallas históricas también tienden a tener una escenificación específica que sólo el alinearse y atacarse a la vez. Esto añade interés para los jugadores y la historia. Así que imaginé que le daba sentido para usarlo como un escenario y un marco concretos.


- R: Hay que destacar especialmente el hecho que todas las miniaturas están pintadas (y muchas de ellas, son conversiones). ¿Esto es habitual en Australia? ¿Quiero decir, jugar sólo con miniaturas pintadas? Tristemente no es así en mi país.

- G: No, creo que se usan miniaturas sin pintar en todas partes. Hay tendencia a verlas menos en torneos donde se premia el pintado y estoy seguro que hay gente que tiene como norma personal usar solo cosas pintadas, pero desde luego no es la norma general. Pero por lo que intentábamos hacer con estas grandes partidas, la presentación era importante. Así que las miniaturas sin pintar quedaban excluidas. Consideramos importante escoger batallas históricas que pudieran coincidir bien con los ejércitos pintados que pudiéramos obtener de nuestra comunidad. ¡Y aún puedes pintar mucho pintado en las vísperas de la partida!


- R: Tu ejército del Imperio es alucinante, lleno de conversiones, rellenadores fantásticos, y un uniforme esquema de color poco común pero precioso.

- G: Gracias. Mi ejército de Imperio se ha beneficiado del tiempo más que nada. Pinté un montón de cosas antes que centrarme en el Imperio, y el empezar el blog y exhibir todo el trabajo que había estado haciendo, le añadió la motivación de intentar tenerlo todo en un estándar decente.









- R: Finalmente, en Navidad de 2014 tú y tus amigos recreasteis la Batalla de Heffengen, uno de los primeros grandes choques de la línea histórica de El Fin de los Tiempos. Por lo que sé, ésta es la batalla más grande Warhammer Fantasy jamás jugada. Cuéntanos sobre ello, ¿Por qué Heffengen? ¿Por qué casi 40.000 puntos por bando?

- G: Dudo seriamente que sea la partida más grande jamás jugada. Podría ser la más grande que alguien haya intentado llevar a un informe de batalla, puede. ¿Por qué Heffengen? Era una batalla interesante en la historia, y se acomodaba bien a los ejércitos que teníamos disponibles. Los múltiples contingentes de no-muertos llegando en diferentes momentos y luchando por cada bando añadían elementos que pensaba que serían buenos para un informe.








- R: Esto significa…¿cuántas miniaturas en el tablero?

- G: Creo que 3.700 en total. Si soy sincero había demasiadas miniaturas, incluso en una mesa de 16’x6’ [aprox. 4.80x1.80m]. Las cosas se empantanaron en algún momento en vez de ir fluyendo como esperaba.


- R: Algunos personajes especiales aportaron su espada en aquella batalla. ¿Hay algún personaje favorito?

- G: Los personajes puestos eran los de la narración, incluyendo algunos a los que confeccioné con nuevas reglas, dado que no existían aún. Vlad von Carstein es mi personaje favorito de aquella batalla. Por encima de todos, probablemente elegiría a Tyrion como mi preferido. Crecí usándolo en mis batallas en vano contra los Condes Vampiro de 4a edición.




- R: Este tipo de batallas requieren de un montón de trabajo en organización y logística, no sólo en términos de pintar todas las miniaturas, investigar el trasfondo, confeccionar listas de ejército, crear reglas especiales, escribir el informe de batalla, etc. ¿Cómo lo llevasteis en La Batalla de Heffengen?

- G: En términos de reglas, Heffengen era de hecho la más sencilla del lote, porque había diferentes escenarios para las diferentes partes de la batalla en los libros de El Fin de los Tiempos. Yo sólo las recosí todas juntas y las retoqué en algunos puntos. Para las reglas de las grandes batallas, solo tuve que confeccionarlas para intentar que sonaran similar a las “historias”.

También escribí todas las listas antes de cada partida. La gente que proveía las miniaturas me dio una lista de todo lo que podían llevar, y intenté unificarlo todo… Dejé de lado un montón de pequeñas cosas, porque no vale la pena incluirlas en batallas masivas como ésta. Nadie recuerda la unidad de 10 arqueros. Simplemente se sobreentiende.

En cada una de las grandes partidas que hemos hecho una o más personas actuaban como “escribas”, tomando notas mientras se sucedían las cosas. Esto incluía usar Google Docs así que podían entrar a la vez, añadiendo sucesos desde cualquier lado de la mesa al mismo tiempo. Por supuesto, entonces empezaba a haber discusiones y “duelos de escribas” en el documento…Hicieron un buen trabajo, para ser sincero.

También teníamos a más de una persona sacando fotos. En [la batalla de] Hel Fenn yo hacía esto mientras jugaba al mismo tiempo. Para [las batallas de] la Llanura de Finuval y Heffengen, yo aporté miniaturas, pero no estuve jugando (rotábamos los jugadores -de hecho, en cada partida había un equipo totalmente distinto de jugadores) así que pude centrarme en intentar sacar buenas fotos. Nuestras cámaras cada vez eran mejores, así que esto ayudó.

Escribir el informe en sí mismo ya es un enorme trabajo. Significa navegar a través de centenares de fotografías (creo que habían más de 900 en el álbum de Heffengen), mirando las notas de los escribas e intentado formar un panorama de lo que había ocurrido. Acostumbro a hacer esto poniendo los mapas de cada turno, y solo una vez que esto está hecho de forma adecuada y queda una instantánea de principio a fin de la batalla en su totalidad, vuelvo atrás y desarrollo la cosa entera como una historia. Creo que el pedazo de historia es fácil. Es el proceso de mapeado que casi me mata cada vez.


- R: Estoy seguro que hubo algunos momentos épicos o memorables a lo largo de la partida. Nuestros lectores pueden ver el informe de batalla completo en este link, pero estoy seguro que hubo otros momentos inesperados y divertidos entre jugadores. ¿Quizás el cocinero olvidó hacer su trabajo porque estaba ultraconcentrado en la batalla, o alguien olvidó algún personaje especial en casa…

- G: Creo que lo hicimos bastante bien en estos temas. No creo que nadie olvidara algo importante. Quizá nos dejamos uno o dos personajes clave, pero había tantas miniaturas a mano que podríamos haberlos reemplazado. Quizás algo menos bonito, pero harían el trabajo. Creo que unas pocas unidades pequeñas quedaron fuera o se añadieron, desviándose de las listas originales.

Creo que fue durante [la batalla de] Hel Fenn que el perro de uno de nuestros amigos se las apañó para encontrar el chocolate cuando no estábamos mirando, y corrió a devorarlo y enterrar los restos en el jardín. Esto puso a la gente muy nerviosa, vigilando el perro para asegurarse que de pronto no le daba algo, pero al final todo terminó bien [para los que no tienen perros, esto se debe a que los dulces son muy malos para su salud].


- R: Ahora, hablemos del futuro. Sabemos que ahora mismo estás jugando a Kings of War pero, tienes otra batalla épica de Warhammer en mente?


- G: No tengo planes específicos. Cada año hacemos la gran partida más grande que la previa, pero creo que con Heffengen llegamos a un punto en que inundamos el campo. Requeriría una mesa más grande (y es muy difícil encontrar espacio para una mesa superior a 16’x6’), o unas miniaturas más. Efectivamente, creo que hemos llegado al límite.

Creo que si fuéramos a hacer otra gran batalla debería ser algo muy distinto en forma a lo que sería una batalla campal – algo que sea suficientemente interesante para atraer jugadores y hacerlos querer tomar parte. Algo que me gustaría hacer es recrear la Batalla de la Puerta Este de Karak Ocho Picos. Creo que más tarde o más temprano sucederá. Estate atento a este tema (pero no demasiado pronto)…


- R: Finalmente, ¿podrías dar algunos consejos a alguien que esté pensando en jugar partidas extra-grandes (más de 10.000 puntos)?

- G: Supongo que depende del por qué quieras jugar una batalla. En nuestro caso, nos centramos en crear una narración y un espectáculo. Así que estábamos muy focalizados en mantener el juego moviéndose y intentando evitar el tipo de situaciones incómodas que te encuentras durante las partidas competitivas. Algunos de nuestros jugadores eran muy competitivos en los torneos, así que fue una batalla contra sus instintos naturales. Como norma ellos lo hicieron excepcionalmente bien. Así que supongo que esto me lleva a mi primer punto:

- Conoce lo que estás intentado conseguir y asegúrate que todo el mundo está en el mismo barco. Esto implica no tener un combate de habilidades súper-competitivo entre jugadores, asegúrate que todos entienden esto, y cuál es el objetivo principal: hacer que el juego sea fluido y llegue a su fin. Si estás teniendo disputas sobre las reglas, lo estás haciendo mal.

- Tienes que ser organizado. Las listas deben estar escritas de antemano, y todas las miniaturas tan listas como sea posible. Puede llevar horas iniciar una batalla como ésta. Si tienes las listas impresas, e incluso la escenografía organizada, acelerará las cosas un montón; si hay mucha gente que puede ayudar y sabe lo que están haciendo, es perfecto.

- Grandes partidas significa grandes unidades. Es parte del espectáculo y ayuda a mantener el juego fluido a pesar de la gran cantidad de miniaturas y puntos. Evita pequeñas y complejas unidades y héroes individuales si estás tratando con una auténtica gran partida. Los héroes están bien, pero ponlos en unidades y déjalos allí. Evita unidades de caballería de 5 tíos si lo que van a hacer es manipular bloques de 100. Podrías intentar una regla como doblar el mínimo del tamaño de unidad para asegurarte que todo es de una escala que valga la pena incluir.

- Darle más forma a la partida que una simple batalla campal ayuda a que sea más interesante. Una partida tiene más interés cuando estás luchando por el control de un área o por un objetivo. Creo que este es el consejo que Jervis Johnson dio hace tiempo cuando escribió un artículo sobre Batallas Legendarias y es un consejo fundamental.

- Asegúrate que tienes suficiente espacio sobre la mesa para los ejércitos que estás usando. Los atascos de tráfico no hacen ningún favor a las grandes batallas.

- Saca fotos. Incluso si no estás haciendo un informe de batalla e incluso si tus miniaturas no están pintadas, la gente siempre termina hablando sobre las grandes partidas, y en estos días y en la era de los Smartphones, no hay excusa para no sacar unas cuantas fotos para enseñar a la gente de qué estás hablando.

Como digo, realmente depende de qué es lo que quieres de tu batalla. Nosotros nos miramos estas partidas desde una cierta perspectiva, pero no es la única manera en que se pueden hacer las cosas.


- R: Muchas gracias Greg, agradecemos mucho todo esto. Esperamos poder ver otro increíble informe de batalla pronto en tu blog.

- G: Gracias. Y buena suerte con Las Puertas de Kislev. Fue uno de mis últimos logros de juego que posponía cada año porque quería ser capaz de hacer algo con justicia. Ahora no necesito preocuparme sobre esto, porque parece que lo tenéis bien cubierto. ¡Realmente estoy esperando con muchas ganas para verlo!






English version



There are different types of players among Warhammer hobby. Those who only like tournaments mode (aka competitive army lists), those who play one game per months in a relaxing Sunday afternoon, and those who prefer to collect hundreds of models and put them on a hoard. And then, there is Greg Johnson.

This man has been creating and painting many armies along years and, one day, decided to go beyond it. He gave to his wargaming friends in Melbourne a challenge they couldn’t refuse: to recreate epic massive battles. And then, sharing this experience with the rest of the world through his blog The Hoodling’s Hole.

Today we’ll make some questions to this legendary man “he who carries the epicness with him”.


- Roger: Greg, first of all, thank you for accepting our invitation. It’s a real pleasure for us talking with you.

- Greg Johnson: Thank you for the invitation.


- R: You are a veteran player, how did you enter the hobby?

- G: Like many people, my first contact with the hobby was through Heroquest. I played it at school, then we got copy of our own, and then eventually my friend and I were using the models to play across a model train board (Orcs riding steam trains is cool, until you get to the low tunnel). Eventually I found a copy of White Dwarf and we were seduced by the beautiful pictures of Warhammer games.


- R: And how is your counter-models going on, right now? How many armies and painted models have you got?

- G: I… don’t really know. I have 9 different armies, but have only ever really painted a real number of models for 6 of them. I did a bit of a tally a couple of years ago and those models totaled about 53,000 points in 8th edition. It’s probably somewhere between 2-3000 painted models, spread across those 6 armies.


- R: Maybe our readers can now understand the scale of what we are talking about. So, your first large game was The Battle of Finuval Plain that we can see on your blog, isn’t it?

- G: Actually, the first big one we tried was the Battle of Hel Fenn. It was the first time we tried getting several players together for a really big game and making sure everything was painted so we could take some photos and turn it into a proper battle report. I think most groups of players have tried a big multi-player battle at some point, but most of the time they’re just people throwing a ton of models on the table (painted or otherwise). And it’s generally a mess. People don’t tend to take many photos of that sort of thing. This one was sort of created because of the blog.




- R: Tell us a little bit about how the idea of massive historical battles came to your mind.

- G: As I say, I think most players have at some point got together in a group, pulled out lots of models and played a really big, silly battle. I think most players also grow out of this once they’ve tried it once or twice and focus on something more manageable or competitive. It had been years since we had done anything like that, and there didn’t feel like anyone really wanted to do it again unless there was a real point to it. The idea of making it into a proper battle report, like the ones you used to see in White Dwarf, was where it started. It would mean we were actually creating something that could be shared. It gave the whole project a purpose.

The historical battles just helped give the game a focus. It helped choose what armies we would restrict things to, which gave things more shape than your usual “good vs evil” or something like that. The historical battles also tend to have a more specific scenario than just lining up and whacking each other. That adds to the interest for the players and the story. So I figured it made sense to use them as a template and a setting.


- R: A special mention must also be made on the fact that all models are painted (and many of them, also converted). Is this usual in Australia? I mean, playing only with painted models? Sadly, it’s not the same in my land.

- G: No, I think there are unpainted models used everywhere. You tend to see fewer of them at tournaments when painting is rewarded, and I’m sure there are a few people who have a personal rule about only using painted stuff, but it’s certainly not the general rule. But for what we were trying to create with these big games, the presentation was important. So unpainted models were never going to be included. We did make a point of choosing historical battles that were a good fit for what painted armies we could source within our community. There is only so much you can get painted in the lead-up to the game!


- R: Your Empire army is stunning, full of conversions, fantastic fillers, and an uncommon but good-looking uniform colour scheme.

- G: Thank you. My Empire army benefits from timing as much as anything. I had painted a lot of stuff before I turned to the Empire, and once I had started the blog and was displaying everything I had been working on, it added to the motivation to try to get it all to a decent standard.









- R: And finally, in Christmas 2014 you and your friends recreated The Battle of Heffengen, one of the first great clashes of The End Times storyline. As far as I know, this is the largest Warhammer Fantasy Battle ever played. Tell us about it, why Heffengen? Why nearly 40.000 points per side?

- G: I seriously doubt it’s the largest game ever played. It might be the largest that anyone has ever really tried to turn into a battle report, though. Why Heffengen? It was an interesting battle in the stories, and it was a good fit for the armies we had available. The multiple undead contingents arriving at different times and fighting for either side added elements that I thought would be good for a report.









- R: That means… how many models on the gameboard?

- G: I believe it was about 3.700 in total. If I’m honest it was too many models, even on a 16’x6’ table. Things got a bit bogged in places rather than flowing the way I had hoped.


- R: Many special character put their sword on that battle. Any favorite special character?

- G: The special characters were just the ones put there by the story, including some I made up new rules for, given they didn’t exist already. Vlad von Carstein is my favourite of the characters in that battle. Overall I probably have to choose Tyrion as my favourite. I grew up using him in my futile battles against 4th edition Vampire Lords.




- R: This kind of battles demand a lot of work in organization and logistics, not only in terms of painting all the models, but also searching background, making army lists, creating special rules, writing the battle report, etc. How did you managed it for The Battle of Heffengen?

- G: In terms of rules, Heffengen was actually the easiest of the lot, because there were already a few different scenarios for the different parts of the battle in the End Times source books. I just sort of stitched them together and tweaked it around the edges. The rules for the other large battles I just had to make up to try to create a flow similar to the “histories”.

I wrote up all the lists before each game as well. People who were providing miniatures gave me a list of everything they could bring, and I tried to stitch together relatively even forces using what we had. I left out a lot of small things, because some things are not worth including in massive battles like this. Nobody remembers the 10 man archer unit. It just gets in the way.

In each of the big games we’ve had one or more people acting as “scribe”, taking notes as things unfolded. This included using Google Docs so they could be logged in together, adding events from either end of the table at the same time. Of course, then they started having arguments and “scribe duels” in the document… They did a good job, honest.

We’ve also often had more than one person taking photos. For Hel Fenn I was doing that whilst also playing in the game. For Finuval Plain and Heffengen, I was contributing models but wasn’t actually playing (we were rotating who played – each game was actually a completely different set of players) and so I was free to focus on trying to take decent photos. Our cameras gradually got better over time, which helped.

Writing the report itself is a huge job. It means wading through hundreds of photos (I think there were 900+ in the Heffengen album), looking at the scribe notes and trying to form a full picture of what happened. I used that to put together the maps turn-by-turn, and only once that is properly done and I have an end-to-end picture of the whole battle, I can go back and wrap the whole thing as a story. I find the story bit is easy. It’s the map process that nearly killed me each time.


- R: I’m sure there was some memorable/epic moments during the game. Our readers can see the complete battle report here, but I’m sure there was other unexpected/funny moments among players. Maybe the cooker forgot to do his job because he was ultraconcentrated on the battle, or someone forgot some main character at home…?

- G: I think we actually did pretty well in those terms. I don’t think anyone forgot anything major. We might have been missing a key character or two, but there were so many models around that we had a replacement. Maybe slightly less pretty, but it did the job. I think a few small units got left out or added each time in a deviation from my original lists, when it turned out something was not usable or it had been missed when people gave me an inventory to work with.

I think it was during Hel Fenn that our friend’s dog managed to find the chocolate when we were not looking, and ran off to devour it and bury the remains in the backyard. That led to some very nervous people keeping an eye on the dog to ensure it didn’t suddenly keel over, but it all ended up OK.


- R: Now, talking about the future. We know you’re currently playing Kings of War but, do you have another epic Warhammer Battle in mind?

- G: I don’t have any specific plans. Each year we were making the big game larger than the previous one, but I think with Heffengen we reached a point where we had completely flooded the field. It either needed a bigger table (and it gets very hard to find space for a table bigger than 16x6), or fewer models. Effectively I think we hit our limit.

I think if we were going to do another big game it would need to be a very different shape from a normal pitched battle – something that is interesting enough that it pulls players in and makes them want to take part. I do sort of want to recreate the Battle at the East Gate of Karak Eight Peaks. I think sooner or later that will happen. Watch this space (but not too closely)…


- R: Finally, can you give us some advices to anyone who is thinking about playing extra-large battles (more than 10.000 points)?

- G: I guess it depends on why you want to play the battle. In our case, we were focused on creating a story and a spectacle. So we were very much focused on keeping the game moving and trying to avoid the sort of awkward situations you run into during competitive games. Some of our players were very competitive tournament players, so it was a battle against their natural instincts. As a rule they did exceptionally well. So I guess that feeds into my first point:

· - Know what you’re trying to achieve, and make sure everyone is on the same page. If this is not meant to be a super-competitive contest of skill between the players, be sure that everyone understands that, and what the main objective is – to make sure the game keeps moving and comes to a conclusion. If you’re having a rules dispute, you’re doing it wrong.

· - You have to be organized. The lists need to be written in advance, and all the models as ready as they can be. It can take hours to set up a game like this. If you have lists printed out, and even the terrain organized, it will speed things up a lot – if you can get things to a point where lots of people can help and know what they’re doing, that’s perfect.

· - Big games mean big units. It’s part of the spectacle, and helps keep the game moving despite large numbers of models and points. Avoid little fiddly units and individual heroes if you’re dealing with a really big game. Heroes are fine, but put them in units and leave them there. Avoid 5 man fast cavalry units if they’re going to be manipulating 100 man blocks. You could try a rule like doubling the minimum unit size to ensure everything is of a size to make it worth including.

· - Having more shape to the game than just a pitched battle helps the interest. A game has more focus when you’re fighting for control of an area or an objective. I think it’s advice that Jervis Johnson offered way back when he wrote an article on Legendary Battles, and it’s sound advice.

· - Make sure you have enough room on the table for the armies you’re using. Traffic jams don’t make for great battles.

· - Take photos. Even if you’re not creating a battle report and even if your models are not painted, people always end up talking about the big games, and in this day and age of smart phones, there is no excuse for not taking some pictures to show people what you’re talking about.

As I say, it really depends on what you want from your battle. We approached these games from a certain perspective, but that is not the only way these things can be done.


- R: Thank you very much Greg, we appreciate this very much. Hope we can see another awesome battle report very soon on your blog.

- G: Thank you. And good luck with the Gates of Kislev. It was one of my ultimate big game goals, which was put off each year because I wanted to be able to do it justice. Now I don’t need to worry about that, because it looks like you guys have it covered. I’m really looking forward to seeing it when it’s done!

9 comentaris:

  1. Hail unto the mighty Greg; “he who carries the epicness with him” (and yes, I am going to use this title for you from now on, get used to it) The society of terrain making hippos salutes you!
    Hail, hail and thrice hail unto our Spanish compatriots! You have saved me from the mighty task of having to build not only the gates of Kislev, but gates of Kislev which Greg thinks are epic enough for the game. Now I only have to build the valley for the battle of Karak Eight Peaks...
    I salute you sirs, as one who has witnessed at least 50% of the epic battles (by which I mean I've been at all but one of them, but I've never been able to stay the whole time - it took about four hours just to set up for Finuval Plain and I wasn't even playing in that one so I got bored and tired and went home...) and wish you joy in your endeavours. Just not in Spanish because I cannot speak Spanish.

    ResponElimina
    Respostes
    1. I salute you too, Puddingwrestler. And I also applause your enourmous number of scenery models. And well, it's an honour listening that you and Greg will now not focus on the Gate of Kislev battle because of ours, but... I'm sure you can do it as well, in your own way. I'm pretty sure, with his experience, he could make it even greater. Anyway, maybe the battle for Karak Eight Peaks would be even more interesting because it's far from the tipical clash between humans and chaos. So, I'll be very interested in the preparing process of this new project, that, obviusly, will need an specific and awesome gameboard!
      Glad to know you, Puddingwrestler, and keep showing us new inventions.

      Elimina
  2. Te felicito por la entrevista es un buen trabajo a un pedazo de amante del hobby que hace cosas espectaculares, seguro que hay muchos por el mundo como bien dice el que no es el unico, pero me quito la gorra frente a este tipo y su grupo de amigos, hobby sano y muy bonito :)

    Un saludo y sigue asi que tu tambien haces un buen trabajo por el hobby.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Saludos Fz. Es cierto que de buen seguro hay grandes jugadores/pintores/modelistas que no acostumbran a subir sus creacions en la red. Pero te aseguro que en el apartado de grandes batallas he buscado y rebuscado mucho y no he encontrado a nadie que siquiera se le acerque a Greg. En Warhammer 40.000 es distinto; ahí sí que se han realizado partidas realmente gigantes, pero cuentan con ciertas ventajas: un ejército de marines es bastante más fácil y rápido de pintar (y en partidas grandes SIEMPRE aparecen marines) y tienen una enorme variedad de máquinas de guerra enormes que valen muchísimos puntos. No les quito valor, ni mucho menos, pero creo que no se puede comparar. En cualquier caso, y respondiendo a tu comentario, sí, son un grupo de entusiastas del hobby muy sanos, que no priorizan la competitividad sino otras vertientes del hobby. Y eso es algo que comparto con ellos.
      Gracias por tus palabras. Espero seguir vivo (y casado) para cuando este proyecto termine!

      Elimina
  3. Gran artículo! La verdad, a muchos nos gusta hacer mega batallas, el problema es tener un grupo de juego que lo respalde de 5 o 6 personas, para juntar los ejércitos y conseguir montarlo todo y nos es complicado para algunos XD

    Nosotros intentamos montar una partida a 10.000 puntos de asedio por bando con ejércitos de orcos/goblins y skavens contra imperio y altos elfos, y tuvimos el problema de no conseguir gente que quisiera jugar (poníamos nosotros las mesas, las miniaturas y todo el material, básicamente era ponerse a jugar...) a ver si conseguimos hacer algo más adelante también aunque obviamente no llegará a estos proyectos tan grandes...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Has dado en el clavo. La clave de todo esto, más allá de las horas, días y meses de trabajo, es encontrar un grupo de personas motivadas y dispuestas a llevarlo a cabo. Cuando iniciamos este proyecto, estuvimos bastante tiempo discutiendo qué grupo de personas serían las idóneas para invitar a participar. Cuantos menos, mejor, porque minimizas muchos riesgos, pero claro, esto también significa más carga de trabajo para cada uno.

      Solo me queda desearos suerte y animaros a llevarlo a cabo. Como habrás leído en la entrevista, un punto motivacional importante es el de publicar un informe de batalla de la partida (ya sea en un blog, en youtube o en facebook), lo que empuja a la gente a tomárselo más en serio. ¡Así que a por ello!

      Elimina
  4. Magnifico, que buenos recuerdos me da.

    Mis grandes batallas fue una de 7.500 puntos de orcos y goblins contra Bretonia que solo pude jugar tres turnos pero aunque lo dejamos en empate se veía el plumero de victoria pielverde.

    Y otra de 5000 puntos de pieles verdes contra 1500 de Imperio y 3500 de Bretonia en una épica batalla con victoria humana pero una de mis mejores y divertidas batallas.

    Eso en sexta, que recuerdos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Al final, quién gane o quién pierda en estas batallas poco importa; el objetivo es conseguir una tarde memorable y pasarlo en grande!

      Elimina
    2. Ya lo creo, jamás pensé que me divirtiese tanto una derrota ya que en mi trasfondo personal fue la muerde de mi Kaudillo Madma Rompecraneos.

      Elimina